miércoles, 5 de noviembre de 2014

Bestiario de criaturas mitológicas (Parte IV)

Un monstruo es un concepto muy amplio ligado a la mitología y la ficción y arraigado al focklore y las costumbres de los seres humanos desde su más tierna infancia histórica. Los monstruos y las bestias mitológicas se describen como seres híbridos que pueden combinar elementos humanos, animales, y necrológicos, así como tamaño anormal, y facultades sobrenaturales.

Esta entrada se trata de la segunda parte de una serie de entradas que tratarán sobre las criaturas más mitológicas más emblemáticas de la historia (Podéis recordar la primera entrada haciendo click aquí, la segunda aquí y la tercera aquí). Esta nueva entrada contiene 15 criaturas fantásticas más, ¿Cual os llama más la atención?

Lammasu

Lammasu
Los Lammasu u hombres toros alados son criatura procedente de la antigua Mesopotamia. Se utilizaban en forma de esculturas como guardianes de los edificios más importantes de la cultura Asiria. ¿Por qué se usaban cómo guardianes? Porque gran parte de su cuerpo, estaba formado por algunos de los animales sagrados asirios, como el toro, el león o el águila, además de tener una cabeza totalmente humana.

Strigoi

Strigoi
El Strigoi es una criatura mitologica procedente de la mitología rumana. Se trata de un alma atormentada desde el más allá, y está listo para comerse su sangre y vagar por la Tierra una vez más. También puede hacerse invisible y se transforman encualquier animal. Una criatura de linaje demoníaco, el Strigoi es tan temido en el país que todavía hay casos de tumbas que son excavadas para eliminar la amenaza vampírica.

Driada

Driada
En la mitología griega, las Dríades son las ninfas de los robles en particular y de los árboles en general.
Surgieron de un árbol llamado «Árbol de las Hespérides». Algunas de ellas iban al Jardín de las Hespérides para proteger las manzanas de oro que en él había. Las dríades no son inmortales, pero pueden vivir mucho tiempo. Entre las más conocidas se encuentra notablemente Eurídice, la mujer de Orfeo y Dafne que fue perseguida por Apolo y los dioses la convirtieron en árbol de laurel.
La tradición tardía distingue entre Dríades y Hamadríades, considerándose las segundas asociadas específicamente a un árbol, mientras las primeras erraban libremente por los bosques.

Momias

Momias
Se denomina momia al cadáver de un ser humano o de un animal que, mediante embalsamamiento o por circunstancias naturales, se ha mantenido en aceptable estado de conservación mucho tiempo después de la muerte. La noción de momia está asociada a la de un cadáver embalsamado o preparado con la intención de conservarlo el mayor tiempo posible, usualmente por razones religiosas. Los cadáveres muy rara vez se mantienen incorruptos, debido a que las condiciones para su conservación natural son fortuitas y escasas. Algunas antiguas culturas han dado, en variadas ocasiones a lo largo de la historia, una gran importancia a la conservación de los cadáveres de sus difuntos como parte de sus ritos y costumbres funerarias. El Antiguo Egipto es el ejemplo más conocido de cultura que efectuaba la momificación ritual de sus muertos. En la visión contemporánea se les a atribuido características mágicas y oscuras a las momias, debido principalmente al papel que se les a dado en peliculas hollywoodenses, novelas de ciencia ficción, y series de televisión, aunque esta visión generalmente se contradice con el significado y visión que la momificacion tenían los pueblos antiguos de Egipto y Nativo Americanos que realizaban esta practica.

Monstruo del Lago Ness

Monstruo del Lago Ness
El monstruo del lago Ness, familiarmente llamado Nessie, es el nombre de una criatura legendaria que se dice habita en el lago Ness, un profundo lago de agua dulce (conocido en Escocia como Loch Ness) cerca de la ciudad de Inverness. Junto con Big Foot y el Yeti, Nessie es quizá el "misterio" más difundido de la criptozoología.

Demonio

Demonio
En religión, ocultismo y folclore, un demonio o daemon, daimon (del griego δαίμων daimôn1 ) es un ser supernatural descrito como algo que no es humano y usualmente resulta malévolo. Sin embargo, la palabra griega original "daimon" es neutral y no contiene una connotación necesariamente negativa en sus inicios para los antiguos griegos. Esto sucedió por la aplicación de la koiné (en el helenístico y en el Nuevo Testamento en griego) del término daimonion (δαιμόνιον)2 y más tarde se atribuyó ese sentido maléfico a cualquier palabra afín que compartiera la raíz, cuando originalmente fue previsto para denotar simplemente a un "espíritu" o un "ser espiritual". En las religiones del oriente cercano así como en las derivadas de las tradiciones Abrahamicas, incluyendo la demonología medieval cristiana, un demonio es considerado un "espíritu impuro", el cual puede causar una posesión demoniáca y puede ser expulsado por el ritual del exorcismo. En el ocultismo de Occidente y la magia renacentista (una mezcla de magia greco-romana, demonología judía y tradición cristiana), un demonio es una entidad espiritual que puede ser conjurada y controlada. En la literatura muchos de los demonios fueron ángeles caídos. La concepción más extendida en Occidente es la judeocristiana, según la cual los demonios son espíritus del mal con la potestad de poseer a los seres humanos. Para el cristianismo, en particular, los demonios son espíritus inmundos, esbirros de Satanás (príncipe de este mundo y enemigo declarado de Dios y sus ángeles, cuya morada es el regnum caelorum (‘reino de los cielos’). Se identifica a Satanás como el Ángel caído, que se rebeló contra Dios. No obstante, en un sentido general y apartándose de la cosmovisión judeocristiana, para otras culturas los demonios no son necesariamente considerados seres malvados. Los griegos, por ejemplo, dividían a los demonios entre buenos y malignos: agatho démones (αγαθοδαίμονες) y caco démones (κακοδαίμονες), respectivamente. Mientras que los agatodémones se asemejan a la noción judaica de ángel protector, los cacodémones, por su parte, no serían otros que los ángeles caídos a los que se refiere la tradición judeocristiana. Tal es el caso de Lucifer, príncipe de los demonios, que el cristianismo identifica con Satanás.

Hipocampo

Hipocampo
Originario en Grecia , el hipo campo tiene cabeza y los cuatros delanteros de un caballo , mientras que el resto de su cuerpo esta formado por las aletas posteriores de un pez gigantesco. Aunque la especie vive generalmente en el Mediterraneo, la gente del agua capoturo un exelente especime azul roano a cierta destancia de las costas de escosia en 1949 y despues lo domo. El hipocampo pone huevos grandes y semitransparentes en los cuales puede verse potrocualo

Simurgh

Simurgh
El Simurgh (Simorgh, Simurg, Simoorg, o Angha) es una ave descomunal capaz de levantar elefantes. Esta criatura está relacionadas con los grifos y el fénix. Su cuerpo recuerda a un pavo real pero de color cobre y con una cabeza similar a un perro. Su función es la purificar las aguas, es la conexión entre la tierra y el cielo, actuando como mensajero de ambos. El denominado rey de las aves (según los persas) gobierna sobre todas las aves, que en una época de anarquía (entre ellas) decidieron nombrarlo su rey, y muchas viajaron a su montaña para encontrarlo, sólo llegaron treinta (simurgh significa treinta pájaros). Puede vivir hasta mil setecientos años, y cuando su hijo ha crecido, se autoinmola en una pira, como lo hace el fénix, representando la esperanza y la continuidad de la vida más allá de la muerte. Aunque suele ser considerado un ser sabio y respetado por los humanos, que lo consultan, esta ave es peligrosa y tiene un canto con que atrae a otras aves y bestias, a los cuales devora luego. Símbolo de las tormentas y el monzón que trae vida nueva cada año, daría luego origen al mito del roc.

Elemental de piedra o roca

Elemental de piedra o roca
Son invocados sobre tierra o roca. Su forma es la de un humanoide gigante formado por piedras, metales preciosos y gemas. Es lento en los movimientos, pero incansable, su sonido es el de un terremoto y es capaz de destruir fortificaciones con facilidad si están formadas por piedra. Sin embargo es menos efectivo luchando contra criaturas en el aire o en el agua.

Wyverns

Wyverns
Los Guivernos o Dragones heráldicos (también conocidos como Wyverns, en su grafía inglesa, o Drakontas — y a veces incluso llamados por algunos Wind Runners) son unas criaturas legendarias pertenecientes a la Mitología Medieval, con forma de enormes reptiles alados, primos de los Dragones de nivel inferior, pero que son capaces de lanzar hechizos. También puede decirse que son capaces de escupir fuego o poseer una mordedura venenosa.

Zombies

Zombies
Un zombi es, originalmente, una figura legendaria propia de las regiones donde se practica el culto vudú (África/ América Central y el Caribe). Se trataría de un muerto resucitado por medios mágicos por un hechicero para convertirlo en su esclavo. Por extensión, ha pasado a la literatura fantástica como sinónimo de muerto viviente y al lenguaje común para designar en sentido figurado a quien hace las cosas mecánicamente como si estuviera privado de voluntad.

Grifo

Grifo
El grifo apareció en Grecia. Las patas frontales y la cabeza son las de un águila gigante; el cuerpo y las patas traseras son de león. Al igual que las esfinges, con frecuencia los grifos son empleados por magos para custodiar tesoros. Pese a que estas criaturas son feroces, un puñado de magos virtuosos han llegado a trabajar amistad con alguno. Los grifos se alimentan de carne cruda

Goblin

Goblin
El goblin es una criatura mitológica presente en la tradición de muchas culturas del norte de España, como pueden ser la asturiana, la gallega o la cántabra, y presente en general en la cultura española. En otros lugares de Europa también es conocido como gnomo, silfo, kobold. El origen de este mito es céltico-romano y proviene del norte de Europa. Es un humanoide que vive en el hogar de carácter travieso e inquieto. Se le representa como un hombre pequeño y cojo de la pierna derecha, con la piel morena, vestido de rojo y tocado de un gorro picudo también rojo, tiene un agujero en la mano izquierda. Se le adjudican aquellos ruidos nocturnos que nos despiertan y pequeñas diabluras como cambiar objetos de sitio. Penetra por las noches en las casas cuando duermen sus moradores, y si está de mal humor rompe cacharros, espanta reses, revuelve la ropa de las arcas, trasiega con agua, etc. Estos desperfectos no causan daño material, ya que los moradores lo vuelven a encontrar luego todo como lo dejaron. En cambio, cuando es tratado bien, se dedica por la noche a hacer las labores de la casa.

Cocatriz

Cocatriz
La Cockatrice es un ave con cuerpo de gallo y cola de lagarto o serpiente. Bajo este aspecto (distinto al dragón de seis patas) se hace eco del mito del huevo puesto por un gallo negro a la medianoche de una noche sin luna, y empollado por una serpiente. Como todo basilisco su mirada transforma en piedra a los seres vivos que la contemplen. Su único enemigo es la marmota y teme al canto del gallo, mueren pronto ya que no pueden beber agua, porque verían su propio reflejo.

Fantasmas

Fantasmas
Los fantasmas, en el folclore de muchas culturas, son supuestos espíritus o almas desencarnadas que se manifiestan (aunque no de forma sagrada o hierofanía) entre los vivos de forma perceptible (por ejemplo, tomando una apariencia visible, produciendo sonidos o aromas o desplazando objetos —poltergeist—), principalmente en lugares que frecuentaban en vida, o en asociación con sus personas cercanas. Constituye uno de los tipos más conocidos de superstición. Quienes dicen haberlos visto los describen como siluetas o sombras monocromas, por lo general oscuras o blanquecinas, más bien difuminadas, nebulosas o antropomórficas, de carácter inmaterial y trasparentes, que flotan y pueden no estar completas o no tener rasgos definidos ni rostro; pero también y más raramente aparecen opacos, de cuerpo entero y con apariencia humana normal. Algunos parapsicólogos afirman que cuándo se mueven adoptan la apariencia de esferas de luz u orbes. Su aparición no suele sobrepasar unos segundos, raramente un minuto; cuando ocurre la temperatura baja sensiblemente; los pueden acompañar aromas penetrantes, golpes, ruidos, música o voces (los llamados fenómenos electrónicos de voz, mal llamados psicofonías), pero estos fenómenos pueden darse también aisladamente. Su aparición provoca a veces en seres humanos de su entorno fatiga o depresión; en los lugares y en el momento de su manifestación se ha medido una carga electromagnética inusual.1 Es bastante común, además, que en su proximidad se descarguen las baterías de los aparatos eléctricos o se apaguen las luces, de forma que parecen manipular (absorber, y menos frecuentemente expulsar) una cierta energía cinética (en forma de movimientos de objetos, frío o calor) o eléctrica, o estar relacionados con distorsiones en las mismas. Motivo recurrente de su aparición es un cambio físico en su entorno: obras de reforma de una casa, aparición de un nuevo habitante en la misma, etcétera. Otras veces es un cambio anímico: un hecho trágico, o bien un fallecimiento o nacimiento recientes o un hecho emocionalmente significativo.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada