miércoles, 5 de noviembre de 2014

Bestiario de criaturas mitologicas (Parte VI)

Un monstruo es un concepto muy amplio ligado a la mitología y la ficción y arraigado al focklore y las costumbres de los seres humanos desde su más tierna infancia histórica. Los monstruos y las bestias mitológicas se describen como seres híbridos que pueden combinar elementos humanos, animales, y necrológicos, así como tamaño anormal, y facultades sobrenaturales.
Esta entrada se trata de la segunda parte de una serie de entradas que tratarán sobre las criaturas más mitológicas más emblemáticas de la historia (Podéis recordar la primera entrada haciendo click aquí, la segunda aquí, la tercera aquí, la cuarta aquí y la quinta aquí). Esta nueva entrada contiene 15 criaturas fantásticas más, ¿Cual os llama más la atención?

Roc

Roc
Se trata de una especie de águila impresionante, capaz de levantar un elefante como almuerzo; proveniente de los mitos árabes, aparece en la historia de Simbad el marino, en su segundo viaje escapa de la isla de Madagascar atado a una de las patas de la poderosa ave negra. También en su quinto viaje cuando su nave topa en una isla desierta, los marinos descubren un nido de roc, y cocinan el huevo y/o la cría ya nacida, Simbad se da cuenta del peligro y les dice a todos que corran a la nave, tarde es ya, los padres roc en su furia destrozan la nave con rocas. Simbad (único sobreviviente) queda naufrago nuevamente. Aladino también debe buscar la cascara del huevo de esta ave para poder preparar el remedio que salvara la vida de su esposa. Algunos señalan que sus alas cubren el cielo, sus ojos brillan como relámpagos, sus gritos resuenan como truenos, representa al monzón que avanza por el océano Indico y que destruye naves a su paso. Se indica que sólo un águila tan enorme puede atacar a un gigante o titán, Prometeo sufriría así su castigo del pico de un poderoso Roc.

Selkie

Selkie
Selkie (también llamado silkie o selchie) es una criatura mitológica proveniente del folclore feroés, islandés, irlandés y escocés. Las selkies eran grandes focas. Estas criaturas tenían el extraño don de poder deshacerse de su piel de foca y transformarse en mujeres u hombres de belleza inigualable. Una vez que un/a selkie se convertía en mujer/hombre, ocultaba su piel de foca cerca del mar, entre las rocas, de manera que ningún humano pudiese hallarla. La leyenda cuenta que si un hombre o mujer encuentra la piel de foca, puede exigirle a la/el selkie que se convierta en su esposo/a. Si ese es el caso, el esposo/a es ahora quien debe esconder muy bien la piel. Si la/el selkie llegara a encontrarla, debe abandonar a su familia y regresar al mar, aunque quiera permanecer en tierra junto a sus seres queridos.

Trol

Trol
Un trol (del nórdico troll) es un temible miembro de una mítica raza antropomorfa del folclore escandinavo. Su papel en los mitos cambia desde gigantes diabólicos, similares a los ogros de los cuentos de hadas ingleses, hasta taimados salvajes más parecidos a hombres que viven bajo tierra en colinas o montículos, inclinados al robo y el rapto de humanos que, en el caso de los infantes, eran sustituidos por niños cambiados. También se les puede llamar ‘gente de la colina’ o ‘del montículo’. En los cuentos de las islas Shetland y Orcadas, los troles son llamados trowes.

La literatura, el arte y la música nórdica de la época romántica en adelante ha adaptado los troles de diversas formas; a menudo con la forma de una raza aborigen, dotados de enormes orejas y narices. Desde aquí, así como desde cuentos de hadas escandinavos como El gruñido de los tres chivos, los troles han alcanzado reconocimiento internacional y, en la literatura fantástica y los juegos de rol modernos, aparecen hasta el extremo de ser personajes tipo.

Minotauro

Minotauro
El Minotauro, era un monstruo con cuerpo de hombre y cabeza de toro. El mito tiene su versión más completa en la Biblioteca mitológica de Apolodoro.1 Su nombre significa "Toro de Minos", y era hijo de Pasífae y el Toro de Creta. Fue encerrado en un laberinto diseñado por el artesano Dédalo, hecho expresamente para retenerlo,2 ubicado probablemente en la ciudad de Cnosos en la isla de Creta. Por muchos años, hombres y mujeres eran llevados al laberinto como sacrificio para ser el alimento de la bestia hasta que la vida de ésta terminó a manos del héroe Teseo.

Centauro

Centauro
El centauro es un ser con cuerpo de caballo y el torso, brazos y cabeza de hombre. Habita en equilibrio con la naturaleza, así que sólo caza lo que necesita para vivir y si tala un árbol, planta otro. Suelen ser encontrados en prados, claros y bosques de hoja caduca. Son muy sociables con otras especies del bosque.
Son conocidos por sus habilidades con la lanza y con el arco, aunque también pueden usar garrotes y escudos a la hora de la lucha. Son seres de gran fuerza, sobre todo por su parte animal, esta parte de caballo les permite cocear, pisotear y cargar con lanza.

Su sociedad está formada por los centauros guerreros, miembros de la tribu, y al menos un sacerdote, que será considerado un líder.

Es famosa su afición por el vino, que les transforma en seres desagradables y algo toscos, incluso agresivos.

Orcos

Orcos
Orco es la deformación de un término, proveniente del inglés antiguo, que se refería a numerosos monstruos de la mitología celta. La existencia de estas criaturas fue inventada para dar explicación a los hechos de sangre y asaltos acaecidos en los campos y bosques. En español la palabra ha evolucionado como «ogro». En la mitología romana la palabra Orcus («Orco») es sinónimo de inframundo y, en ocasiones, también es el nombre de un gigante hijo del dios Plutón. La palabra castellana derivada de la latina es Huerco.

Ictiocentauro

Ictiocentauro
Una forma extrema de los centauros son los Ictiocentauros; que son una mezcla de centauros y tritones (hoy la iconografía más moderna dibuja para este grupo es torso humano y la parte inferior de caballo marino); los mitos señalan al menos dos de estos ultrahíbridos, conocidos como Bytos (Mar profundo) y Afros (Mar bravío), ambos hermanastros de Quiron. Estos arrastraron a la recién nacida Afrodita (Venus) en una concha marina por el mar, hasta que alcanzaron la costa de Chipre.

Xana

Xana
La xana es uno de los personajes más conocidos de la mitología asturiana y leonesa. Bajo ese nombre genérico se agrupan varios tipos de hadas difundidos en los diversos folklores. Suelen habitar en zonas de aguas puras y cristalinas (agua viva, es decir arroyos, cascadas...).

Elfos oscuros

Elfos oscuros
Los elfos oscuros on unas criaturas de la mitología nórdica que residen bajo tierra con características similares a los enanos, y son la contraparte de los elfos de la luz. El Svartalfar original trabajó las fraguas en el nivel más bajo del árbol del mundo. Sus papel y aspecto varía a través de folclore germánico pero se mencionan a veces con la piel negra u oscura como resultado del trabajo en la forja. Los Dökkálfar ("Elfos oscuros") son espíritus ancestrales que protegen a la gente, si bien pueden también ser amenazadores, especialmente cuando se les trata groseramente. Normalmente intentan evitar la luz, aunque no sean necesariamente subterráneos. En la obra El Silmarillion escrita por J. R. R. Tolkien los Elfos Oscuros, según el lenguaje de Aman, son todos los elfos que no cruzaron el Gran Mar (Moriquendi «Elfos de la oscuridad»), y así se utiliza el término. Cuando Caranthir llamó a Thingol «Elfo Oscuro», sus intenciones eran insultantes, especialmente desde que Thingol había estado en Aman «no se lo contó entre los Moriquendi». Pero en el período del exilio de los Noldor se aplicó a menudo a los elfos de la Tierra Media que no pertenecía a los Noldor ni a los Sindar, y por los tanto equivale virtualmente a Avari. También están presentes en la saga de El Elfo Oscuro, del escritor R. A. Salvatore, cuyo protagonista es un elfo oscuro llamado Drizzt Do Urden. En Reinos Olvidados, los Elfos Oscuros (conocidos también con el término de drow) son una raza maligna y retorcida, en el que las mujeres tienen el máximo poder, y veneran principalmente a Lloth, la Reina Araña (teniendo en cuenta que la araña es muy importante en la simbología drow). Son una raza de elfos que habitan en la Antípoda Oscura, y que al vivir en las oscuras profundiades de la tierra son incapaces de soportar la luz del sol, además de que su piel es oscura y negra como la obsidiana y sus ojos rojos, amarillos o violetas (éstos dos últimos son los menos comunes).

La llorona

La llorona
La Llorona es un personaje legendario, cuya leyenda se ha difundido por varios países de Hispanoamérica. Se trata de una mujer que pierde a sus hijos y, convertida en un alma en pena, los busca en vano, turbando con su llanto a los que la oyen. Aunque hay muchas versiones de la historia, los hechos principales son siempre los mismos. La Llorona era una mujer cuyo esposo la abandonó junto a su bebé. Ella enloqueció y ahogó al bebé en el río, pero después se arrepintió y se echó al agua a buscarlo. Cuando lo encontró, ya estaba muerto y sin uno de sus dedos, el meñique. Entonces la Llorona se suicidó y desde entonces su alma en pena vaga, cortando el dedo meñique de quien se le aparezca. Sin embargo, también existe la versión más conocida, en la que ahoga a su bebé y ahora llora buscándolo sin descanso. Estas historias son muy creídas por los campesinos.

Langostas de Abadón

Langostas de Abadón
Abadón o Abaddon es en el libro del Apocalipsis el "Ángel del abismo sin fondo" quien reinará sobre las plagas de langostas que asolarán a la humanidad "no marcada en la frente con el sello de Dios". En Apocalipsis 9:11 también figura identificado como Apolión o como anticristo. Las langostas de Abadón poseen tamaño superior al de un caballo de guerra, rostros de hombre y cabellos largos como el de una mujer. A su vez llevan coronas de oro así como armaduras. Sus enormes colas de escorpión son tan dolorosas que aquellos que son pinchadas por ellas, no tienen más remedio que buscar la muerte cercana más posible para deshacerse del dolor.

Pegaso

Pegaso
Un Pegaso es un corcel alado de naturaleza mágica. Se trata de un ser inteligente, bondadoso y salvaje.
Un pegaso es una criatura muy tímida que sólo puede ser domada por jinetes de buen corazón. Los pegasos detectan el mal innatamente y no servirán a quien intente domarlos con fines malvados. Su origen se encuentra en la mitología griega; cuenta la leyenda que Perseo decapitó a Medusa y de su cuello brotó Pegaso. Al poco tiempo de nacer, Pegaso golpeó el suelo del monte Helicón y de su golpe surgió un manantial, que se considera la fuente de la inspiración poética. A pesar de los intentos de domar al mágico y veloz caballo, sólo Belerofonte lo consiguió después de pasar una noche en el templo de la diosa Atenea. Ésta se le apareció en sueños y le dio una brida mágica para domarlo. Belerofonte trató de volar con Pegaso hasta el monte Olimpo para unirse a los dioses, pero el corcel derribó a Belerofonte antes de conseguirlo. Zeus recompensó al caballo dándole alojamiento en los establos del Olimpo y le dio el rayo y el trueno como símbolos de su poder. Pegaso pasó a ser con los años una constelación estelar que se encuentra entre la de Piscis y la de Andrómeda. Los pegasos que nacen del cuello de una medusa decapitada pertenecen a una raza superior de pegasos llamados Gran Pegaso, éstos son más fuertes y su tamaño es mayor. Suelen ser líderes de las hordas de pegasos y sólo pueden ser domados por los héroes más nobles.
Los pegasos tienen la forma y el tamaño de un caballo árabe y unas enormes alas emplumadas. Suelen ser blancos, aunque también se conocen marrones y hay rumores de pegasos negros. Independientemente de su color todos los pegasos son seres bondadosos y nobles.
Los grifos son los enemigos naturales de los pegasos. Cuando se enfrenta a un grifo, el pegaso aprovecha su mayor velocidad en el vuelo para cansarle y distraerle. Si se enfrenta a un dragón intenta atraerlo a lugares de difícil acceso para que el dragón no pueda seguirlo fácilmente, y así aprovechar este tiempo para atacar. Suelen atacar en picado con los cascos y con los dientes.

Oni

Oni
Los oni (鬼?) son criaturas del folclore japonés, similares a los demonios u ogros occidentales. Son personajes populares en el arte, literatura y teatro japoneses. Las representaciones de onis varían ampliamente, pero es frecuente mostrarles como gigantescas criaturas de afiladas garras, pelo revuelto y dos largos cuernos surgiendo de sus cabezas. La mayoría de las veces poseen forma humanoide, aunque en ocasiones han sido mostrados con características antinaturales, poseyendo gran número de ojos o dedos extra. Su piel puede ser de un variado rango de colores, pero rojo, azul, negro, rosa y verde son particularmente comunes. Su fiera apariencia se vえ incrementada por las pieles de tigre que tienen tendencia a vestir y los garrotes de hierro, llamados kanabō (金棒?) o tetsubō (鉄棒?), que suelen llevar. Esta imagen ha dado lugar a la expresión oni con garrote de hierro (鬼に金棒?), que denota resistencia e invencibilidad. También usado en el sentido de "fuerza para el fuerte", o poseer una habilidad natural incrementada gracias al uso de alguna herramienta.Suelen aparecer como seres malvados pero en algunos cuentos también ayudan a las buenas personas.

Lamia

Lamia
Las lamias son seres similares a los nagas y las naginas hindúes, pero a diferencias de los anteriores viven en el desierto, representan la esterilidad, la enfermedad y la muerte de los niños. En versiones más modernas las imaginan como centauros pero con la parte inferior de león y no de caballo. Su origen está en una reina de Libia amante de Zeus (Jupiter) a quien Hera (Juno) castigó transformando en monstruo y asesinando a sus hijos, sin permitirle que cerrara los ojos. Desde entonces este ser persigue a los niños de otras mujeres. Suele también estar asociada a una forma de Lilith en el norte de África, y por lo tanto a los vampiros sedientos de sangre.

Contemplador

Contemplador
El contemplador es un ser monstruoso y malvado de excepcional inteligencia, muy agresivo y avaricioso, que también es conocido como "El ojo tirano".
Se trata de un cuerpo globular, más o menos esférico, con pedúnculos largos. Su cuerpo esta recubierto de quitinosa, lo que le da una gran dureza y puede actuar como armadura. Diez de los pedúnculos tienen ojos, y están situados en la parte superior de la esfera. Tiene también una enorme boca con dientes afilados.

Es un ser que levita, por lo que puede desplazarse flotanto a voluntad. Su tamaño es mediano, y su diámetro es de 1 a 2 metros.
El monstruo tiene 10 pedúnculos oculares que, junto al gran ojo central, lo convierten un ser muy poderoso. El ojo central tiene un rayo antimagia, que le permite bloquear cualquier tipo de magia en un arco de 90 grados. Los demás ojos tienen distintas funciones, como las de hechizar, provocar sueño, transformar en piedra, telequinesis, lanzar un rayo desintegrador, provocar lentitud y lanzar el rayo de la muerte.

Si pierde un pedúnculo en combate, sólo necesita una semana para que le vuelva a crecer. Estos pendúnculos perdidos son muy útiles para pociones mágicas de levitación.

Existe una variedad de contemplador que habita en las profundidades marinas, y que se diferencia del anterior en que tiene unas pinzas como de cangrejo. Tiene además dos ojos extra que le permiten crear una ilusión, con la que engañan a sus victimas

Enanos

Enanos
Cuenta la leyenda que Eulé, un herrero deseoso de tener hijos a los que entregar sus conocimientos, talló a siete de enanos con tierra y piedra. Les dió forma de seres bajos y fuertes. En la mitología fantástica los enanos son seres obstinados y orgullosos, pertenecientes a una raza noble de semihumanos. Son enemigos de trolls, orcos y gnomos, así como de toda criatura malvada. Han aprendido a hablar varias lenguas, entre ellas la común y la de algunos de sus enemigos.
En cuanto al aspecto físico, son seres con mejillas sonrosadas y de piel bronceada, robustos y musculosos, con una altura aproximada de 1.25 metros y un peso de unos 75 kilos. Son una raza resistente y viven de 350 a 450 años. Suelen llevar el pelo largo al igual que la barba y el bigote, y de un color oscuro. Sus ropas suelen ser en tonos tierra y de aspecto tosco. Las mujeres enanas son igual de fuertes que los hombres, aunque son más raras de ver. Suelen vivir en cuidades subterráneas y salen a la superficie en expediciones guerreras, fuertemente armados y acorazados. Pero es bajo la superficie donde un enano demuestra sus facultades desarrolladas; son capaces de distinguir la posición de su enemigo por los cambios de aire que provoca cualquier movimiento, e incluso detectan el calor corporal de otro ser, lo que les permite esquivar al enemigo. Estas características son también desarolladas por otros seres subterráneos.
Los enanos no son seres dispuestos a la magia por lo que no suelen lanzar conjuros. La naturaleza no mágica del enano le hace bastante resistente a los conjuros, pero también le da problemas a la hora de usar algún objeto mágico.
Los enanos son conocidos por ser creadores y trabajadores de piedra. El tallado y pulido de rocas, piedras y gemas son algunas de sus especialidades. Las ciudades de los enanos son edificios enormes excavados en la piedra, impactantes por su tallado y que pueden tardar cientos de años en ser construidas.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada